domingo, 17 de febrero de 2013

Las letras de mi infancia

En esta entrada os voy a hablar de las canciones que me gustaban de pequeña, los cuentos que me leían de pequeña y los recuerdos que me traen, además de los primeros libros que leí en solitario.

Cuando yo era un bebé, mi madre me cantaba canciones de cuna como Duérmete niño, Estrellita de San Juan  que algunos conoceréis como Twinkle Twinkle Little Star. Cuando mis padres me bañaban, mi padre me cantaba Escuela de Calor de Radio Futura, porque yo siempre decía "Arde" cuando el agua quemaba y la canción empezaba así:


                                       "Arde la calle al sol de poniente
                                        Hay tribus ocultas cerca del río
                                        Esperando que caiga la noche

                                        Hace falta valor, hace falta valor

                                        Ven a la escuela de calor"

Las primeras canciones que me aprendí eran de grupos que les gustaban a mis padres, sobre todo de los 80. El grupo que más gustaba de pequeña era Mecano y me sabía TODAS sus canciones. La que más me gustaba era Maquillaje. Me podía pasar horas cantándola delante del espejo y haciendo como que me echaba "sombras".



También me gustaba mucho Queen y mi canción favorita era Friends Will Be Friends. Creo que esta fue la primera canción que me aprendí en inglés, aunque no entendiera nada. Esta canción me recuerda a cuando fui de viaje con mis padres y mi hermano a Alemania, República Checa y Austria.



En aquel viaje también escuchamos canciones de la década de los 80 en España de grupos y cantantes como La Unión, Rubi, Mecano, Tino Casal. Había una canción de Rubi que me gustaba mucho que se llamaba Yo tenía un novio (que tocaba en un conjunto beat). En aquel viaje conseguí aprendérmela entera, aunque hoy ya no me acuerdo de la letra. 



Me encantaba la banda sonora de Shrek y de La Sirenita, pues eran mis películas favoritas. Cuando estaba en infantil cantaba con mis amigas canciones como el Cocherito Leré, ¿Dónde Están Las Llaves Matarile?, el Corro de la Patata o Al Pasar La Barca. Tenía muchos discos de Miliki y también me sabía todas las canciones. Algunas de mis favoritas eran La Gallina Turuleca, Había Una Vez, Don Pepito y Don José y Susanita Tiene Un Ratón.


Mi padre siempre me leía un cuento de miedo que se llamaba María Ía Ía que iba de una chica que era pobre y su madre la daba dinero para ir a comprar carne y por el camino se encontraba a unas chicas que estaban saltando a la comba y se pone a jugar con ellas. Después se da cuenta de que ha perdido el dinero y decide ir al cementerio y roba carne de una sepultura. Cuando llega a casa su madre hace una sopa con la asadura y esa noche la niña empieza a oír una mujer que se acerca a ella y al final cuando llega a su cama, la mata. Esa historia me daba mucho miedo y me hacía tener pesadillas. Por supuesto, mis padres también me leían cuentos populares como Garbancito o La Sirenita.

Los primeros libros que leí de pequeña eran mayoritariamente de Egipto, porque no quería ser ni veterinaria, ni policía, ni astronauta, ni nada de eso. Yo quería ser egiptóloga. Me encantaban las pirámides y soñaba con ir algún día a Egipto. Mi faraón favorito era Tutankamón y me encantaba leer cómo Howard Carter había descubierto su tumba. Sentía mucha curiosidad por Nefertiti, Hatshepsut y Cleopatra.