jueves, 4 de octubre de 2012

Cambiando de registro

REFRÁN:
"La buena lectura distrae, enseña y cura"
Al cambiarlo de registro, el resultado es:
La óptima lectura esparce, adoctrina y sana

TEXTO:
¡Qué alborozo, amigo! Que por poco se introduce escaleras arriba ese hombre, ¿verdad? ¡Qué velocidad llevaba el señor!, ¿verdad? Al menos a ciento cincuenta kilómetros por hora. ¡Qué impresionante! ¿verdad? Al presenciarlo nos produjo hilaridad y Roque, como es habitual, dijo ¡Premio!  y todos volvimos a reirnos. Una anciana a la que todo le parece inconveniente nos espeta lo habitual: <<No existe respeto>> <<¡Vaya juventud!>>.