lunes, 23 de septiembre de 2013

El Retrato de Dorian Gray

Este es uno de los libros que he leído este verano:
EL RETRATO DE DORIAN GRAY:
Autor: Oscar Wilde
Editorial: SALVAT
Año de edición: 1971
Número de páginas: 255

Este libro llegó a mis manos una tarde de verano reordenando los libros de una estántería, entonces vi este libro y siempre me había querido leerlo así que, eso fue lo que hice.

El autor es Oscar Wilde. Oscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde era su nombre completo. Nació en Dublín, Irlanda en 1854 y murió en París, Francia en el 1900. Fue un escritor, poeta y dramaturgo. Sus obras más conocidas son El Retrato de Dorian Gray, El Fantasma de Canterville o La Importancia de llamarse Ernesto.

Este libro tiene 255 páginas. Trata de la importancia de la belleza interna y externa, el amor, y nuestros actos, y sobre como el pecado nos puede corroer por dentro llevándonos a cometer crímenes. Basil Hallward, pintaba un retrato del joven Dorian Gray cuando Lord Henry les hace una vista, conociendo así a Dorian. En el coloquio de los tres cultos, Dorian insiste en que ojalá su belleza fuera eterna y el cuadro fuera el que envejeciera. Basil decide no mandar el cuadro a una exposición a París porque decide que sería como mostrar su alma al público. El joven Dorian trata de convencerle de que lo mande, pero un día de improviso, Gray cambia de opinión cuando Basil decide mandarlo. Basil sabe que Dorian esconde un secreto, pero, ¿cuál será el secreto de Dorian Gray? ¿Por qué éste no envejece?





La parte que más me gustó del libro el final cuando Dorian decidí rajar el cuadro con un cuchillo, ya que este mostraba todos sus crímenes y su vejez, pero al romperlo consigue el efecto contrario: el cuadro rejuvenece pero él, muere, y cuando sus sirvientes lo encuentran sólo consiguen averiguar quién es por sus anillos, ya que era un anciano con las manos manchadas.
Decidí leerme este libro porque siempre me había llamado la atención el título y quería leerlo desde hacía ya tiempo, y no me equivoqué con la elección. Aunque así a primeras parezca el típico libro que mandan a los estudiantes como lectura obligatoria, yo lo leí por voluntad propia y puedo asegurar que es un libro muy interesante y que dice mucho de la forma de pensar de aquella época, y cómo casi todo gira entorno a la belleza.

Recomiendo este libro a todo el mundo de todas las edades porque es una lectura muy interesante, aunque se lo recomiendo especialmente a las personas que les gusten los libros de intriga.